Los yates más lujosos del mundo

groesste_yacht.jpg

Poseer el yate más grande del mundo es una meta que persiguen algunos jeques, príncipes u oligarcas. Desde hace algunos años parece haberse iniciado una carrera por lograr ese título. El «Azzam», botado a principios de abril de 2013, es en la actualidad el yate más largo de propiedad privada y pertenece, como no es de extrañar, a un príncipe saudí.

El yate de lujo «Eclipse» construido por Roman Abramowitschs en 2008/2009, fue alargado dos veces durante su construcción para, con una longitud final de 163 m, superar en un metro el «Dubai», construido simultáneamente por el jeque Muhammad bin Raschid Al Maktum. El propietario del «Azzam» se garantizó el primer puesto superando al Eclipse en 17 metros. 17 metros: es la longitud exacta de tres Clase S en su versión larga.

El propietario parece ser el árabe más rico del mundo

Ordenante y propietario del Azzam, que fue botado en abril de 2013, parece ser, según los servicios del sector, el príncipe al-Walid ibn Talal Al Saud de Arabia Saudita, uno de los hombres más ricos del mundo (puesto número 26 en la lista Forbes). Walid, quien fuera denominado en una ocasión por el New York Times como el «Warren Buffet árabe» tiene participaciones en consorcios como Walt Disney, Apple, Twitter, McDonald’s y la cadena de hoteles Four Seasons.

El supuestamente yate a motor más caro del mundo

No solo más largo, sino también más caro que el yate de Abramowitsch es el más reciente compañero de lujo del príncipe –el primer particular en poseer temporalmente su propio Airbus A380–. Según una edición del New York Post en Internet, el coste de construcción del Azzam ascendió a 490 millones de euros –cerca de 150 millones de euros más que los costes de construcción del Eclipse.

Made in Germany

Tanto el «Azzam» como el «Eclipse» fueron construidos en astilleros alemanes: el primero en la firma de Bremen Lürssen, el segundo en Blohm + Voss de Hamburgo. La empresa Lürssen es líder en el mercado de la construcción de megayates de uso civil. Megayates –así se denominan a los yates con una longitud superior a los 60 metros y un equipamiento especialmente lujoso que puede incluir cine, piscina y plataforma para el aterrizaje de helicóptero.

Interior de lujo en estilo imperial

Hasta ahora se mantiene en secreto el equipamiento interior de los siete pisos del «Azzam». Con carácter oficial solo se sabe que el barco cuenta con un salón de casi 30 metros de largo y unos 20 metros de ancho y que el diseño interior en estilo imperial es obra del francés Christophe Leoni. Un estilo que, con sus típicos accesorios de oro, columnas de mármol y motivos romanos, debe demostrar poder y grandeza.

Un megayate necesita megapuertos

El «Azzam» está propulsado por dos motores diesel de 94.000 caballos de potencia. Con una velocidad de 30 nudos, el príncipe al-Walid ibn Talal Al Saud puede alcanzar en poco tiempo los puertos más lujosos del Mediterráneo y mostrar su triunfo a otros jeques y oligarcas propietarios de yates. Estaremos pendientes de lo que dura. Pequeña dosis de amargura: por su tamaño, el «Azzam» solo puede atracar en algunos megapuertos especiales – pero Mónaco, Puerto Portals (Mallorca) y Costa Smeralda (Cerdeña) están preparados para recibir la llegada de los yates a motor más grandes del mundo.

Fuente